Fandom

Mafia Wiki

Tommy Angelo

1.892páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.


Tommy Angelo (1900 - 1951) es el protagonista principal de Mafia. Él es un simple taxista normal y corriente hasta que dos mafiosos se cruzan en su camino y es obligado, a punta de pistola, a ayudarles. Haberles proporcionado ayuda le acarreará problemas con los rivales de aquellos hombres, por lo que se ve en la tesitura de involucrarse en el mundo del crimen organizado o sobrevivir por su cuenta sin trabajo y con una banda de matones deseando darle caza.

Tommy Mafia.png

Tommy, con la ropa de taxista.

HistoriaEditar

Spoiler Aviso: Esta sección del artículo desvela detalles de la trama que tal vez no quieras saber.

Mafia: The City of Lost HeavenEditar

IntroducciónEditar

Tommy y Norman (prólogo).png

Tommy y Norman en la cafetería.

Corre el año 1938, Tommy Angelo entra en una cafetería de Lost Heaven donde se ha citado con Norman, un inspector de policía. Durante la conversación, Tommy le revela que lleva varios años trabajando para Salieri, pero ahora éste le quiere muerto, así que necesita protección para él, su esposa y su hija, a cambio, Tommy le revelará a Norman información acerca de los negocios de Salieri con la que podría llevarlo a juicio y conseguir que lo condenen. Norman le advierte que si quiere protección, la información debe ser buena y válida y debe estar seguro de que testificará ante un tribunal, Tommy acepta y comienza a contarle su historia.

Una oferta que no puedes rechazarEditar

Una oferta que no puedes rechazar 4.png

Paulie, Sam y Tommy.

Año 1930, Tommy Angelo trabajaba de taxista, eran tiempos duros debido a la gran depresión y Tommy, aunque no ganaba mucho, se sentía feliz de trabajar. Una noche, se encontraba tomando un descanso, entre tanto, Paulie y Sam, dos matones de Salieri, eran perseguidos por los hombres de Morello, Paulie y Sam estrellan su coche muy cerca de donde se encontraba Tommy, quien descansaba junto a su taxi. Los dos hombres emprenden una huída a pie con Paulie herido hasta que finalmente se cruzan con Tom, Sam lo introduce en el taxi a punta de pistola y ambos le ordenan que los saque de allí. Comienza así una huída en el taxi de Tommy, con los dos mafiosos de pasajeros, una vez Tom consigue despistar a los hombres de Morello, Paulie y Sam le piden que los lleve al bar de Salieri.

Una vez allí, le piden que espere fuera, porque el señor Salieri le recompesará su ayuda. Tras un momento de espera, Sam sale del bar, al verle introducir la mano en el bolsillo, Tommy, nervioso pensando que es un arma para matarle, se apresura a arrancar el taxi, Sam se acerca a la ventanilla y le entrega un sobre con dinero de parte de Salieri, por las molestias y por lo daños del coche, además le ofrece trabajo, dadas sus habilidades al volante, Tommy le contesta que lo pensará y se marcha.

Una vez en casa, Tommy se quedá impresionado por la cantidad de dinero que contenía el sobre, "había mucho más de lo que hubiesen costado las reparaciones", afirma. Pero aún así, no piensa "ni por un momento" en la oferta que le hicieron, ya que no quiere "involucrarse con unos matones" por más dinero que tuvieran.

El corredorEditar

Nivel2 1.jpg

Tommy huyendo de los hombres de Morello.

Al día siguiente Tommy vuelve a su trabajo habitual, tras llevar a cinco pasajeros, termina en el barrio de Little Italy, cerca del bar de Salieri, y decide tomarse un descanso.

Tras tomar un café y revisar el taxi, se sienta dentro del vehículo esperando algún nuevo cliente, cuando de pronto, dos de los matones de Morello que le perseguían la noche anterior y se habían molestado en anotar su matrícula, irrumpen destrozando su taxi con un bate y sacándolo de él a la fuerza, uno de ellos lo tira a suelo y comienza golpearlo, en un momento de distracción consigue escapar de los dos tipos y pone rumbo al bar de Salieri, poniéndose a cubierto de los disparos por los callejones consigue llegar, los dos hombres que le perseguían guardan sus armas y se adentran en el bar, donde se oyen dos disparos y, tras una transición, se ve a dos hombres en el patio trasero del bar arrastrando los cadáveres de los dos matones hacia un camión.

Salieri le había devuelto el favor a Tommy, quien no se encontraba en muy buena situación: Morello quería su cabeza y su jefe no quería dar trabajo a alguien relacionado con la "chusma", por lo que Tommy decide aceptar la oferta de Salieri y trabajar para él.

Fiesta MolotovEditar

Fiesta Molotov 2.png

Salieri, Frank, Paulie y Tommy reunidos en el bar.

Tras haber aceptado entrar en la banda de Salieri, éste le encarga a Tommy su primer trabajo, vengarse de Morello por haber destrozado su taxi. Salieri realiza la primera presentación, su consiglieri y mejor amigo, Frank Colletti. Paulie le presenta a Vincenzo, el experto en armas del Don, quien les proporciona un bate de béisbol y cócteles Molotov, después de Vinnie es el turno de Ralph, un mecánico tartamudo y con cierto retraso, pero con un talento especial para los coches, Ralph les proporciona a Paul y Tom un Bolt Ace Fordor y ambos se ponen en camino al bar de Morello en New Ark.

Una vez allí, Tommy se dirige al patio trasero, donde los matones aparcan sus coches mientras están en el bar, deja fuera de combate al guarda del aparcamiento y destroza los coches allí estacionados. Después vuelve junto con Paulie al bar de Salieri.

Allí Paulie alaba la actuación de Tommy, y Salieri, encantado y satisfecho, le da a Tom la bienvenida a la "familia".

Rutina diariaEditar

Rutina diaria 8.png

Paulie y Tommy frente al motel de Clark.

La próxima misión de Tommy consistirá en recaudar el dinero de protección en dos restaurantes y un motel a las afueras, Salieri avisa de que en el motel se retrasaron la última vez, por lo que deberán pagar algo más, Tom conducirá mientras que Paulie y Sam harán la colecta.

Vincenzo le entrega a Tommy una S&W M&P Modelo 10 y Ralph le proporciona un Bolt B Fordor, una vez equipado, Tom, Paulie y Sam se ponen en marcha.

La primera parada es un restaurante de Central Island, se realiza la recogida sin ningún problema, la segunda parada es el Bar de Pompeii, en Hoboken, de nuevo se realiza la colecta sin pormenores, finalmente ponen rumbo al motel de Clark, en las afueras de la ciudad.

Una vez allí Sam y Paulie entran por el dinero mientras que Tommy se queda fuera, esperando junto al coche. Mientras espera, de pronto, suenan disparos en el interior y acto seguido Paulie sale del motel malherido, Tom se apresura a ayudarle cuando otro hombre sale del motel y, apuntándole con un arma, le advierte que el establecimiento ha pasado a estar bajo protección de Morello y le manda llevar el mensaje a Salieri. Paulie le pide a Tom que entre a buscar a Sam, a quien han retenido para interrogarle y, además, tiene el dinero, por lo que Tom no tiene más remedio que entrar. Se dirige a la parte trasera, accediendo al interior por la terraza superior del edificio, a la que logra encaramarse gracias a un montón de cajas apiladas hasta gran altura. Tommy recorre el edificio eliminando a todos los gángsters que se le interponen, hasta llegar finalmente al cuartillo donde retenían a Sam, pero según lo sacaba de allí a cuestas (se encontraba malherido por la paliza recibida) otro matón aparece por su espalda y lo golpea lanzándolo al suelo, tiene lugar un nuevo tiroteo en el que Tommy pone fin a la vida del matón. De nuevo vuelve a por Sam, quien se había quedado tendido en el suelo, pero de nuevo tiene lugar una inesperada irrupción de otro matón, quién encañona a Tom y le exige que le deje escapar, Tom no opone resistencia y lo deja marchar, sin embargo Sam le pide que vaya tras él, ya que se lleva el dinero. Tommy sale del motel, se sube al coche y persigue al mafioso, que también escapaba en coche, por la carretera hasta darle caza y acabar con él.

Intermedio unoEditar

Tommy y Norman (intermedio uno).png

Norman y Tommy en la cafetería, primer intermedio.

De nuevo la cafetería. Norman no acaba de creerse lo que Tommy le acaba de contar sobre el motel, piensa que nadie podría salir impune de algo así. Tom le comenta que no tuvo ningún problema, a Sam y Paulie los atendió un médico en nómina de Salieri, un buen médico que no hacía preguntas, y tampoco hubo problemas con la policía ya que Salieri tenía también en nómina a medio departamento, y añade que, trabajando para la policía, eso Norman debería saberlo. Le cuenta también como Salieri se construyó una reputación de hombre de negocios: ayudándo a quien se lo pedía y no perdonando nunca la traición. Sin embargo, Tom afirma que Morello era tan solo un matón a quien incluso sus mejores amigos temían, le relata una anécdota en la que Morello apalea a un hombre en plena calle tras éste haber golpeado levemente la limusina blindada de Morello con su coche.

Juego limpioEditar

Juego limpio 6.png

Tommy entregándole el bólido de carreras a Lucas Bertone.

1932, una gran carrera va a tener lugar en el circuito de la ciudad, Salieri ha apostado por su piloto, que además era el que tenía el mejor coche de todos, sin embargo, un corredor europeo que también se presentaba tiene, según Ralph, un coche mucho mejor, Salieri se fía de Ralph por su talento con los coches, pero le disgusta que no le avisara antes de realizar ninguna apuesta, circunstancia que achaca a la estupidez de Ralphie para todo lo que no sean coches. Esta situación le lleva a encargarle a Tommy robar el coche del circuito, podrá acceder sin problemas ya que el vigilante, Bobby, es amigo de Ralph y le facilitará la entrada, una vez se haya hecho con el coche lo debe llevar al taller de un mecánico que entiende dichas máquinas, así podrá revisarlo y hacer mejoras en el del conductor de Salieri, insiste en no saboterlo ya que si no, no sería juego limpio y no disfrutaría de su victoria. Ralph le dará más detalles.

Tommy se pone en camino y se va a hablar con Ralph, éste le explica el asunto de Bobby y le confirma el lugar donde deberá llevarlo: la estación de servicio de Bertone, bajo el puente Giuliano, el bólido debe estar de vuelta en el circuito antes de que cambien la guardia, le proporciona a Tom un Schubert Six para llegar hasta allí.

Una vez en el circuito, Bobby le facilita la entrada, como estaba acordado, después, Tom debe cruzar la ciudad con el bólido sin llamar la atención de la policía y sin dañar el coche. Una vez llega al autoservicio de Lucas Bertone, éste revisa el coche y se lo devuelve a Tom para que lo lleve de regreso al circuito.

Una vez en el circuito, devuelve el coche a su lugar correspondiente, donde le espera Bobby, tienen una breve conversación sobre el conductor del Don: Bobby aposto por él, al igual que toda la gente de su barrio, Tommy se queda sorprendido de la cantidad de gente que confía en el piloto de Salieri. Tras esto, vuelve al bar.

Al día siguiente, pocos minutos antes de la carrera, Tommy llega al bar de Salieri, que se encuentra vacío salvo por Luigi, el camarero, alguien realiza una llamada al bar, es Frank, quiere hablar con Tom ya que el conductor del Don ha sido lesionado y necesitan a un sustituto, y dado que Tom es el único que conocen con las suficientes cualidades al volante como para desempeñar tal labor, han pensado en él. Tommy duda de poder realizar dicha tarea pero Frank no le da opción, por lo que se pone en camino hacia el circuito.

Una vez allí, vuelve a comentarle a Frank sus dudas acerca de que pueda competir en la carrera, pero de nuevo no le de opción. Tom termina compitiendo y ganando la carrera.

Ya después de la entrega de premios, Tom esta de vuelta en el bar celebrando su victoria junto a todos los demás, Salieri le felicita por la victoria y le informa de que Bertone tiene algo que darle en agradecimiento, ya que Lucas había apostado también por el conductor del Don.

Una vez en el autoservicio de Bertone, éste le da las gracias por haberle hecho ganar tanto dinero y, en agradecimiento, le enseña como robar un Lassiter V16 Phaeton, aunque no puede proporcionarle uno, sí le dice donde encontralo: el Edificio municipal en Central Island, Tom roba el vehículo y lo lleva al bar. A partir de entonces Tom recibirá "chivatazos" sobre la localización de ciertos vehículos así como será instruido sobre como abrirlos y arrancarlos por Bertone, a cambio de favores (misiones secundarias que pueden realizarse tras finalizar las misiones).

SarahEditar

Una noche, Tom se encuentra en el bar a punto de volver a casa, Luigi le pide que, por favor, acompañe a su hija Sarah a casa, quien también terminaba su turno en el bar, la noche anterior unos gamberros habían estado molestándola y él se quedaría más tranquilo si Tommy, a quien su reputación le precede, acompañase a la chica a casa. Tom acepta.

Ambos caminan desde el bar hasta el apartamento de Sarah, en Little Italy, pero antes de llegar, en un callejón cercano, tres de los matones de la noche anterior aparecen y comienzan a increpar a Sarah, Tommy les aconseja que se vayan si no quieren acabar mal, pero los muchachos no muestran ningún respeto y se van directos a agredir a Tom, quien se defiende y se deshace de los tres, acto seguido corre hacia un patio interior donde otros tres continuaban acosando a Sarah y se deshace de ellos también. Una vez ambos se encuentran a salvo continúan su marcha hacia la casa de Sarah.

Una vez allí, Sarah insiste en que Tom entre con ella para le pueda curar las heridas provocadas por la pelea. Tras unos momentos de coversación, pasan al coqueteo y, finalmente, tienen sexo. Tommy se había quedado prendado de Sarah, estaba convencido de que si tenía que terminar sus días con alguien, esa era ella.

Mejor acostumbrarseEditar

Tras el incidente, Salieri se siente ofendido y furioso, no piensa permitir que una pandilla de matones causen problemas en su territorio. Paulie jura que los matará a todos, pero Salieri le corrige: nadie va a morir, él quiere la humillación de los matones, quiere "romperles todos los huesos" y "dejarlos en silla de ruedas" para que "los niños se rían de su desgracia". Tom y Paulie se encargarán de ello, Vincenzo les equipa con bates y unas Colt M1911A1 y los dos parten al encuentro de Big Biff, un "soplón" que seguro que sabe algo sobre la pandilla.

Tom y Paulie se encuentran con Biff en Chinatown, éste les explica que no son los primeros que han tenido problemas con ellos, llevaban meses acosando a la gente, tras esto les revela el escondite de la banda: una vieja estación de servicio cerca del puente Terranova, se ponen en camino.

Irrumpen el patio trasero de la gasolinera abandonada y Paulie increpa a los matones, quienes no dudan en atacar a Tom y Paulie, ambos se deshacen de todos ellos, en el patio se encontraba un hombre que era acosado por los gamberros, quien les agradece la ayuda y les explica que la policía no hacía nada porque uno de los chicos es hijo de alguien del ayuntamiento. Tom y Paulie continúan su marcha para acabar con los matones restantes, quienes contaban con pistolas, por lo que dejan los bates y desenfundan ellos también su arma, finalmente solo quedan dos: Johnny y Billy, éste último, al verse acosado por mafiosos, decide escapar junto con su compañero, pero Tom y Paulie salen tras él.

La persecución termina con los dos chicos accidentados, mientras que Billy aún agoniza, Johnny parece estar muerto, Tom se acerca para rematar a Billy, pero duda, así que es Paulie quien irrumpe por el otro lado y dispara al muchacho, se acerca a rematar a Johnny pero solo suena una recamara vacía, pero como le parece estar muerto, no se preocupa por ello y lo deja estar. Tommy se queda pensativo, reflexionando sobre que pensarían su madre o Sarah si le viesen en aquella situación. Paulie iterrumpe los pensamientos de Tom explicándole que no debe "sentirlo por esos animales", además le recuerda el incidente con Sarah y le aconseja acostumbrarse. "Me acostumbré", concluye Tommy.

El sacerdote / La prostitutaEditar

Frank le explica a Tommy que su último trabajo no salió bien, haber matado a todo el mundo les traerá problemas, sobretodo por el matón al que habían dejado escapar, Tom se sorprende y le asegura que nadie había salido con vida, Frank le corrige, uno de los gamberros sobrevivió, le sacaron del coche accidentado, afortunadamente no puede identificarle. Pero ha citado a Tommy por otro asunto.

Se introducen en un Falconer donde Frank le explica su nueva misión: el propietario del Hotel Corleone, un lujoso burdel del centro donde Salieri había invertido mucho dinero, se ha pasado al bando de Morello, por lo que, para dejarles claro el mensaje a los que puedan considerar la misma opción, Tom debe eliminar al propietario. También debe poner fin a la vida de una de la prostitutas del local, ha estado revelando información a Morello, lo que ha costado varias vidas de hombres Salieri y grandes perdidas en sus negocios, después de cumplir con esas dos tareas, debe volar con explosivos la oficina del propietario. Tom no se muestra entusiasmado con la idea de matar a una mujer y pregunta si no lo pueden hacer Sam o Paulie, Frank le explica que ambos son muy conocidos en el lugar, por lo que él es la persona idónea, así que Tom se pone en camino.

Una vez en el burdel, busca a la prostituta hasta dar con ella en el baño de una de las habitaciones, se trata de Michelle, una chica que aparecía fugazmente en una de las escenas después de que Tommy ganase la carrera, Tom le explica que tiene que eliminarla y el por qué, la chica, nerviosa, empieza a explicarle a Tom que todo lo había hecho para ayudar a su hermano y más cosas, Tom siente que se ha metido en un lío, no cree que Michelle tenga que pagar por culpa de su hermano, "probablemente un auténtico bastardo", pero por otro lado no cree que merezca la pena que lo maten por no cumplir. Finalmente le ordena a Michelle que se vista, haga las maletas y se marche de la ciudad, y para no volver. Michelle, obviamente, acepta y le asegura que no la volverá a ver. Tras esto es el turno del propietario, quien se encuentra en el restaurante del local, Tom se acerca a él diciéndole: "Esto es lo que le pasa a todo el que se vende a Morello", tras un tiroteo con el equipo de seguridad del local en el que el propietario acaba muriendo, Tom coloca la bomba y escapa del lugar atravesando una cristalera del piso superior justo antes de la explosión yendo a caer a una azotea cercana.

La policía ha cercado el lugar y Tom debe escapar de allí, si embargo varios agentes le localizan el la azotea y se dirigen a por él, Tom continua su escapada por los tejados hasta que se topa con varios policías apostados esperándole, a los que se les unen algunos más que subieron hasta el tejado, por lo que Tom debe eliminarlos para abrise paso. Una vez tiene vía libre, se encarama a unos andamios cercanos, la fachada de uno de los edificios esta siendo reparada, así como el tejado de la iglesia, el cual deja acceso al interior, así que Tom, sirviéndose de una escalera, improvisa una pasarela hasta el tejado del templo y logra llegar hasta allí, en la iglesia está teniendo lugar el funeral de Billy (anteriormente Frank ya le había advertido sobre la celebración del mismo), por lo que Tom se oculta en la sacristía, pero en un momento de distracción no se percata de que el sacerdote que oficiaba la misa y había dado la palabra a Johnny, se dirige directo hacia él, al ver a Tommy, el cura, sorprendido, retrocede hacia atrás y grita, lo que llama la atención de Johnny, quien reconoce a Tommy, tiene entonces lugar un nuevo tiroteo entre Tom, Johnny y sus amigos y los guardaespaldas del concejal. Una vez Tom acaba con todos el sacerdote sale de la sacristía y tiene una conversación con Tommy sobre su alma y su conciencia, también le reclama que después de todo aquello tendrá que volver a santiguar la iglesia y repararla, Tom le entrega un fajo de billetes para cubrir con lo gastos, se marcha y le pide que reze por su alma, mientras abandona el templo le pregunta al cura sobre su conciencia, ya que daba un discurso donde hablaba del bien hecho por Billy, Tom le corrige: Billy no era una buena persona y no hizo el bien mientras vivía.

Tras dejar la iglesia, Tom regresa al bar tras despistar a la policía.

Intermedio dosEditar

Tommy le relata a Norman como la situación empeoró tras aquella matanza: el padre de Billy estaba con Morello, sin el cuál no habría conseguido su puesto, el concejal comenzó a movilizar a la policía para perjudicar a Salieri, quien tenía ahora a Morello y las autoridades contra él. Entre tanto Tommy empezaba a plantearse su vida, comenzó a vivir deprisa ya que tenía presente que, con la vida que llevaba, podría morir en cualquier momento, empezó a beber y a no hacer las cosas demasiado bien, y añade que habría acabado muy mal si no llega a ser por Frank. Tom le relata al detective como un día, extrañamente, Frank quiso ayudarle: tras pedirle que le llevase a casa, Frank entabla una conversación con Tommy, le explica que el Don no quiere borrachos con las manos temblorosas trabajando para él, Tom no cree que tenga otra cosa que hacer que ir a fiestas y beber, Frank le replica, le aconseja que vaya con el Don a las carreras los domingos, que invite a una chica a salir... Sin embargo Tom no cree que una chica decente quiera salir con un asesino, Frank le explica que él no es un asesino: "Un policía matará para hacer cumplir la ley" ... "Tú haces cumplir nuestras normas", y añade que su mujer no debe interferir en sus asuntos, Tom le responde si de verdad cree que alguna chica decente saldría con él, Frank menciona Sarah y Tom concluye replicando que no pondría a Sarah en peligro.

Una excursión al campoEditar

1933, Tommy recibe una llamada de Frank requiriéndole su presencia en el bar, deben recoger un cargamento de alcohol en una granja a las afueras de la ciudad, se reunirá con Paulie y los demás en el almacén de Salieri en Hoboken y desde allí partirán a la granja. Una vez en el almacén Paulie y Tom ponen rumbo a su destino en un camión seguidos de otros dos hombres en otro camión.

De camino a la granja Paulie le explica a Tom la situación: Sam los está esperando ya en la granja, allí tendrá lugar la recogida del cargamento, la policía ha sido sobornada por lo que no habrá ningún problema.

Sin embargo, al llegar a la granja Sam no se encuentra en lugar acordado (la entrada a los terrenos), por lo que Tom se adentrá en la granja para esclarecer lo ocurrido, descubre la ubicación del camión de Sam, pero el conductor está muerto. Acto seguido aparecen dos hombres que le comunican la reciente alianza entre el Sheriff y Morello y disparan contra Tom, quién los elimina y continúa abriéndose paso entre varios matones hasta encontrarse con Paulie de nuevo, quien le pregunta por Sam, Tom desconoce el paradero de Sam pero destaca que el granero estaba cerrado, así que ambos se ponen en camino al lugar.

Allí fuerzan la puerta con una palanca y eliminan a los matones apostados en el interior, finalmente dan con Sam en el piso superior, se encuentra malherido, Paulie se marcha a por uno de los caminones para llevar a Sam y escapar de allí, Tom se queda vigilando, aparecen más policías lo que desemboca en un nuevo tiroteo, finalmente incorporán a Sam a la parte trasera del camión, pero aparecen varios coches ocupados por más matones, Paulie deja a Tom a cargo de deshacerse de ellos, para ello le ha dejado una Thompson 1928 en la parte trasera del vehículos. Huyen de la granja y, una vez se deshacen de sus perseguidores, llevan a Sam al doctor en Oakwood.

Tras dejar a Sam, regresan al almacén, se encuentran preocupados por la reacción de Salieri cuando se entere de lo ocurrido. Una vez en el almacén se separan.

OmertàEditar

Salieri está realmente preocupado, el incidente de la granja fue uno de los peores golpes, había perdido varios hombres, el cargamento y Sam apenas se puede levantar. Es una guerra y por el momento Morello lleva ventaja, tiene al fiscal de su parte y también al concejal, quienes les están echando a la policía encima. El caso contra Salieri no se sostendría de no ser porque Frank había entregado los libros de cuentas a la fiscalía, dichos libros son una fuente de pruebas contra Salieri, pero los libros no servirán sin el testimonio de Frank, por lo que éste debe desaparecer, a Tom le pilla por sorpresa que el Don le encarge tal misión, no se siente muy cómodo teniendo que llevarla a cabo, Salieri afirma no comprender porque Frank entregó los libros, aunque sabe que tendría sus razones, él también las tiene para eliminarlo, conoce a Frank desde hace más de veinte años y formaron su imperio juntos, pero rompió la Omertà y eso no lo puede tolerar. La policía está reteniendo a Frank en algún lugar de la ciudad en calidad de testigo protegido, ese mismo día piensan sacarlo de la ciudad así que Tom debe actuar rápidamente. Para localizarlo debe recurrir a dos soplones: Big Biff y Little Tony. Tom se provee de armas donde Vincenzo y de un vehículo donde Ralphie y se pone en camino.

La primera parada es Chinatown, allí se encuentra Biff, quien dice no saber nada y le envía a hablar con Little Tony, que "es uña carne con los polis". Tony se encuentra frente a la Galería de arte de Central Island, Tony tampoco sabe nada sobre Frank ya que hay mucho secretismo respecto al caso, sin embargo había oído de alguien que podría saberlo, un tal Joe "el idiota" que siempre anda bajo el puente Giuliano. Una vez allí Tom localiza a Joe, quien afirma no ser Joe y no conocerlo, aunque, al no ser muy listo (de ahí el sobrenombre de "el idiota"), no tarda en delatarse a si mismo, pero aún así se niega a darle a Tommy la información, por lo que éste recurre a golpearle, tras soportar varios golpes Joe le revela el paradero de Frank: una casa en Oakwood, frente a las canchas de tenis. Tom pone rumbo al lugar.

Una vez allí espera a que la escolta policial saque a Frank de la casa y los sigue hasta el aeropuerto, donde comienza un tiroteo entre Tommy y los policías, finalmente da con Frank, éste le explica que los policías habían secuestrado a su mujer y a su hija y que la condición para liberarlas era que entregara los libros, Tom le dice que el Don podría haberlo solucionado, Frank afirma saberlo, pero dice estar cansado de tanta muerte, le pide a Tom que encuentre a su familia y entonces le entregará los libros. Tom encuentra a la mujer e hija de Frank y las reúne con él, le pide un último favor: la policía les había prometido billetes para Europa, por lo que deben tenerlos en algún lugar del aeropuerto. Tom encuentra dichos pasajes y se los entrega, entonces Frank se despide de su mujer y su hija, ya que debe cumplir con el Don, sin embargo, Tom le aclara que será suficiente con que le entrege los libros y se podrá marchar con su familia, el se ocupará de Salieri, quien no debe saber nunca de su supervivencia o habrá problemas mucho mayores para ambos, le aclara Tom a Frank. Los libros de cuentas se encuentran en una caja de seguridad del First National Bank, Frank le entrega la llaves a Tom y embarca con su familia, Tom se dirige a recoger los libros en el banco.

Tuvo lugar el funeral de Frank, Tommy le contó a Salieri que lo había matado y se había deshecho del cuerpo. Tom relata el funeral de Frank, "la Mafia tiene la costumbre de hacer funerales para la gente importante, donde se olvidan los asuntos pendientes con el fallecido o entre ellos mismos, solo se recuerdan las cosas buenas", cuenta como no solo la gente de Salieri estaba presente, sino también Morello, ambos rivales "lloraban uno el hombro del otro, no parecía que se hubiesen lanzado sus respectivas gargantas el día anterior", Tom piensa que Frank, de haber estado realmente muerto, se hubiese revuelto en su tumba. Por lo demás cuenta que todo le salió bastante bien, aunque tuvo que inventarse algo sobre la familia de Frank ante la insistencia de Salieri en ayudar a la viuda.

Visitando a los ricosEditar

El fiscal está sacando más trapos sucios de Salieri, el concejal y él están muy unidos y el letrado se lo está tomando muy en serio, cuenta con nuevas pruebas y testigos. Salieri quiere que Tommy se encarge de robar dichas pruebas de la residencia del fiscal, las tiene guardadas en su caja fuerte, así que, aprovechando que esa noche estará ausente durante un tiempo, debe infiltrarse en la casa, para abrir la caja fuerte contará con la ayuda de un cerrajero: Salvatore. Tom se proveé de armas donde Vincenzo y parte.

Recoge a Salvatore junto al estadio de Hoboken y continúa hasta la mansión del fiscal en Oak Hill. Una vez allí, Salvatore fuerza la puerta trasera y ambos se adentran en la mansión, que se encuentra rodeada de guardias a los que deben evitar. Una vez llegan sin ser vistos hasta el despacho del fiscal, Salvatore cumple con su cometido, pero el fiscal llega justo en ese momento, por lo que deben evitar también ser vistos por él o su mujer, así como por los guardias que aún vigilan. Una vez fuera de la mansión Tom y Salvatore ya han cumplido con su trabajo.

¡Un gran acuerdo!Editar

Paulie ha conocido a un contrabandista de Kentucky, un tal Bill Gates, asegura que vende licor de mucha calidad, mucho mejor que el de Morello, ha concertado un encuentro en el aparcamiento de Central Island, Sam, Tommy y otros dos hombres le acompañarán.

Una vez en el aparcamiento, Sam, Paulie y Tom suben hasta el piso superior mientras que sus otros dos acompañantes esperan fuera. En el piso superior le espera Bill con algunos de sus hombres y un camión cargado de alcohol, pero durante el trato unos matones aparecen matándo a Bill e interrumpiendo la venta. Paulie, Sam y Tom se abren paso hasta el piso inferior, eliminando a todos los matones que habían tomado el edificio, allí se encuentran con sus dos acompañantes muertos así como al vigilante del aparcamiento. Sam monta en el coche en el que habían llegado hasta allí, Paulie y Tom tomarán el camión con la bebida y el los escoltará hasta el alamcén de Salieri. A la salida del aparcamiento les esperan más hombres armados que les complican la llegada al almacén.

Tras dejar el cargamento, van al bar de Salieri donde le explican lo sucedido, pero el Don no parece preocuparse, ha investigado sobre Gates, al parecer no era realmente de Kentucky y el licor que pensaba venderles pertenecía a Morello, quien estará furioso por haber perdido uno de sus mejores cargamentos. Todos brindan por lo bien ha salido todo.

Intermedio tresEditar

1933 había traído con su paso el fin de la prohibición, Tommy afirma no haberse sentido muy contento, pero asegura que nada fue a peor, habían hecho mucho dinero durante la prohibición que invirtieron en nuevos negocios, muchos de ellos legales: constructoras, transporte, hostelería... Siempre, asegura, intentando no tocar las drogas, a Norman no le convence el testimonio de Tom, "la Cosa Nostra no son los irlandeses o los chinos", le replica Tom, "las drogas significan muchos pavos, pero traen consiguo incluso más problemas". Le explica a Norman que, dentro de la Mafia, las familias eligen a un "jefe de jefes", a Norman le causa gracia que los criminales tengan sus propios tribunales, continúan sobre una discusión sobre la Mafia y la policía. En cuanto a Tommy en lo personal, se casó con Sarah y tuvo una hija, todo le estaba yendo bien, afirma.

¡Bon Apétit!Editar

1935, Tommy entra en el bar de Salieri cuando es abordado por el Don, su guardaespaldas, Carlo, ha llamado diciendo que está enfermo, justo ese día Salieri se dirigía a comer al restaurante de Pepe en New Ark, no le gusta ir desprotegido así que le pide a Tom que le acompañe.

Una vez en el restaurante, y ya disponiéndose Pepe a servir el postre, varios vehículos se detienen frente al local, de los que se apean varios hombres armados con Thompsons y abren fuego contra el restaurante matándo a varios comensales, Tom consigue cubrirse junto con su jefe tras una mesa, y entonces los matones, para obligarles a salir, lanzan una granada al interior del establecimiento, incendiando el lugar. Tom sale por la parte trasera, rodea el edificio y consigue acabar con todos los matones, pudiendo así Salieri salir del local sano y salvo. Llega el momento de la venganza, Morello no podía saber donde localizarle y la única persona que podía habérselo dicho es Carlo, el previo conocimiento del atentado explicaría su ausencia justo ese día, así que Tom y el Don ponen rumbo al apartamento de Carlo en Little Italy.

Una vez allí, irrumpen en el apartamento, Carlo escapa por una ventanza que da a la escalera de incendio y desciende hasta el patio trasero, Tom va tras él y lo elimina junto con algunos de sus amigos que se habían unido al tiroteo. Tom y Salieri abandonan el lugar.

¡Feliz cumpleaños!Editar

El último atentado contra Salieri significaba una declaración de guerra por parte de Morello, y el Don no piensa perder, sabe que Morello cuenta con ventaja por lo que empezará eliminando sus contactos políticos, el primer objetivo será el concejal, Tom se encargará de ello: ese mismo día se celebra el cumpleaños del edil, la celebración tendrá lugar en un barco: el Lost Heaven Queen y asistirán una buena cantidad de invitados, una ocasión perfecta para eliminarlo en público y dejar claro el mensaje. El barco está bien protegido por lo que será imposible acceder armado, Vincenzo ha dejado un arma en el servicio de caballeros del vapor. Tom pone rumbo al embarcadero en Central Island.

Una vez allí, le resulta imposible entrar a la fiesta sin invitación, por lo que se viste de marinero para hacerse pasar por un miembro de la tripulación, dejándole, entonces sí, entrar los guardias.

Una vez en el barco, se dirige al servicio de caballeros, pero se encuentra cerrado, así que tiene que pedirle las llaves al patrón, quien accede a cambio de que limpie los lavabos, que alguien había atascado con vómito. Ya armado, y en el momento en el que el concejal comienza a dar el discurso que había programado, es el momento en el que Tom debe eliminarlo, en público, como le habían pedido. Tom se acerca y dispara a político, todo desemboca en un caos de gente corriendo y guardias tratándo de dar con el asesino, Tom escapa corriendo a la cubierta inferior donde le espera Paulie con una lancha en la que ambos se alejan del barco.

¡Bastardo afortunado!Editar

Salieri esta más que satisfecho, el asesinato ha salido en portada de todos los periódicos, ahora los políticos temen ayudar a Morello. Les informa a Tommy y Paulie sobre su próximo objetivo: Sergio Morello, el hermano pequeño de Morello que controla los sindicatos del puerto. Sergio se encuentra comiendo en el restaurante Italian Garden de Central Island, para identificarlo, Tom realizará una llamada desde la cabina situada frente al establecimiento y preguntará por Sergio, una vez éste se acerque a responder Paulie le disparará con una Thompson. Recogen las armas donde Vincenzo y parten hacia allí.

Llegan y Tom sigue los pasos acordados: realiza la llamada y pregunta por Sergio, un hombre se acerca a responder y Tom le hace una señal a Paulie, sin embargo se precipita, ya que aquel hombre solo respondía al teléfono para informarle de que Sergio no se encontraba en el lugar, sin tiempo para comunicarle su error a Paulie éste dispara contra el hombre de la cabina, Tom se apresura a advertirle de que no es Sergio y que deben marcharse de allí inmediatamente, ambos escapan del lugar perseguido por los matones que aún quedaban con vida.

Salieri, Tommy y Vincenzo se reúnen en el local de éste último para llevar a cabo un nuevo atentado contra Sergio: plantar una bomba en su coche, Biff les ha informado de que Sergio "tiene una fulana con lo que pasa mucho tiempo", por lo que estará en casa hasta las cuatro, una vez en casa de Sergio colocará la bomba en el coche aparcado frente a la casa y cuando se vaya, Sergio morirá en la explosión.

Tom parte hacia la casa de Sergio en Oakwood y planta la bomba en un momento de ausencia del guardia de la puerta. Sin embargo, no es Sergio quien monta en el coche sino su amante, quien muere en la explosión, de nuevo Sergio sobrevive.

Sergio ya está bastante sobre aviso, por lo que el nuevo plan de Salieri debe salir bien, de nuevo Paulie y Tom serán los brazos ejecutores: Sergio se reúne con su corredor de apuestas en el restaurante Rainbow Garden del centro, deben dirigirse allí y eliminarlo definitivamente.

Ambos llegan al lugar y pillan por sorpresa a Sergio y sus guardaespaldas, que observan impotentes como Paulie les apunta con una Thompson, pero al disparar el arma esta se encasquilla por lo que la ventaja pasa a ser para Sergio y sus hombres, lo que obliga a Tom y Paulie a huir del lugar.

Después de tantos fallos, Salieri encargó el trabajo a otros, Tom fue con ellos como "una especie de seguro". El nuevo plan consiste en empujar el coche de Sergio a las vías del tren para que sea arrollado, el encargado del paso a nivel ha sido maniatado y amordazado dentro de la cabina y otro matón de Salieri le "sustituye" en sus funciones, otros dos hombres aguardan a la orilla de la carretera la llegada de Sergio para colocarse tras él, mientras que Tommy supervisa todo al otro lado de las vías. Como habían previsto, Sergio llega al paso a nivel, dando el alto el matón a los mandos de la barrera, después da la salida al tren, los otros dos gángsters se colocan tras el coche de Sergio, sin embargo, la tardanza en descender de la barrera alerta a Sergio, quien tras comenzar a ser golpeado su vehículo por detrás se da cuenta de lo que pasa y se apresura a advertirle a su chófer para que acelere quien obedece inmediatamente, gracias a esta rápida reacción salva la embestida del tren siendo arrollados en su lugar los dos hombres de Salieri, al contemplar el nuevo fracaso, Tom decide perseguir a Sergio. Comienza así una persecución que finaliza en el puerto.

En el puerto, Sergio pone sobre aviso a los guardias quienes reciben a Tommy con una lluvia de disparos, Tom se cubre con su coche y devuelve el fuego. Una vez elimina a los guardas de la entrada, continúa abriéndose paso por el puerto hasta dar con Sergio, quien se encuentra encerrado dentro de una nave, Tom se sirve de un vagón cisterna cargado con gasolina para entrar al recinto: primero lo empotra contra la puerta (las vías llevaban al interior de la nave) y después lo incendia provocando una explosión que deja definitavemente al descubierto el interior del edificio. Se adentra eliminando a todos los matones y, finalmente, a Sergio. Ya con Sergio tendido en suelo, Tom se quedá observándolo y pronuncia: "¡Bastardo afortunado!".

La Créme De La CrémeEditar

Morello ya está acabado, solo queda el paso final: acabar con él. Salieri no duda de que, una vez muerto Morello, toda su "panda de matones" se matarán entre ellos al no haber nadie para controlarlos. Morello ha acudido al Music Hall y será una de las pocas oportunidades de eliminarlo, ya que desde que empezó la guerra apenas se deja ver en público y solo se mueve en su limusina blindada. Sam, Paulie y Tommy se ponen en camino hacia la ópera.

Llegan demasiado tarde y Morello ya ha salido y subido a su limusina, pero deciden perseguirlo, tiene lugar una persecución con dos posibles finales:

  • El aeropuerto: Morello llega al aeropuerto con la intención de huir en un avión, el coche de Tom sufre una avería y éste corre tras Morello y sus guardaespaldas mientras que Sam y Paulie se ocupan del coche. Finalmente Sam consigue arreglar el coche y persiguen el avión de Morello por la pista de aterrizaje, disparando a los motores hasta incendiarlos, lo que provoca que el avión se precipite al vacío y estalle poco después de despegar.
  • El puente: La limusina de Morello termina deteniéndose en un puente cortado, Tommy lo empuja hasta precipitarlo al vacío y Morello muere en la explosión.

Intermedio cuatroEditar

De nuevo la cafetería. Tras la muerte de Morello, Salieri estaba más que satisfecho, dominaba toda la ciudad, Tommy afirma haberse "sentido como un rey" durante un tiempo, sin embargo, más adelante acabo reflexionado: alguien como él había podido matar al hombre más poderoso de la ciudad, todo el poder de Morello no le había servido de nada, y cree que si Morello no hubiése sido tan poderoso quizás seguiría vivo. Tom relata como cambió su manera de pensar durante esa época, le muestra a Norman una fotografía de 1920, en ella se ve a dos jóvenes: Salieri y Morello, a los lados de Don Peppone, el mentor de ambos, le relata que durante el régimen de Pepone, Salieri y Morello fueron sus dos "comandantes", pero ambos mataron a Pepone durante los años 20 por un trato y dividieron la ciudad en dos, "lo extraño es que Salieri aún admira a éste tipo", añade. "Esto me hizo darme cuenta de lo venenoso que es éste estilo vida", prosigue. Salieri y Morello eran amigos, sin embargo se habían intentado matar uno al otro tan solo por avaricia, él mismo había sido la "herramienta" del Don para acabar con su mejor amigo. Comenzó a comprender que no podía confíar en nadie, ni en su mejor amigo, que quizás un día podría girarse hacia Paulie y "mirar directamente el cañón de una pistola", no tener a nadie en quien poder confiar le estresaba.

Campaña electoralEditar

1938, un político está acabando con la paciencia de Salieri, a pesar de que controla la mitad de la prostitución en la ciudad está vendiéndose como el azote del crimen organizado, aunque a Salieri le impota más bien poco las mentiras del político, éste ha estado intentando meterse en su territorio, cosa que no puede permitir, con las elecciones lejos, solo le queda eliminarlo físicamente. Debe ser asesinado en público durante un discurso que dará en un pequeño islote de la ciudad, la única vía de escape es un pequeño puente, por lo que han trazado un plan algo más complejo que simplemente llegar allí y disparar: Vincenzo ha montado una mira telescópica sobre un rifle del ejército, con él Tommy podrá disparar desde cierta distancia, el punto escogido es la torre de la vieja prisión abandonada en Central Island, desde dónde se consigue una buena vista del islote, debe ser preciso ya que si falla, los guardaespaldas cubrirán al objetivo y ya no tendrá otra oportunidad. Tom recoge un Colt y un rifle Mosin-Nagant M1891/30 con la mira telescópica, se hace con un coche donde Ralphie y pone rumbo a la prisión.

Se infiltra en la prisión por la red de alcantarillado y se pone en camino hacia la torre, sin embargo, varios hombres vivían en el edificio en ruinas y además se encontraban armados, al detectar la intrusión de Tommy todos comienzan a atacarle, por lo que Tom se abre paso hasta la torre acabando con todos los que se le interponen. Una vez accede a la torre, apunta al político con el rifle y le dispara matándolo.

Solo para relajarseEditar

El Don tiene un encargo sencillo, "solo para relajarse" les afirma a Tom, Sam y Paulie: un cargamento de puros acaba de llegar al puerto y Salieri lo quiere, el plan consiste en abordar uno de los camiones de Atlantic Export y robar la documentación del conductor para poder así infiltrarse en el puerto, una vez dentro Tom debe localizar y cargar las cajas de importaciones y exportaciones Scorsese, que son las que contienen los puros, mientras tanto Paulie y Sam le esperarán armados en un callejón del Works Quarter por si tuviera alguna complicación. A Tom le parece arriesgarse mucho por unos puros, cuando ellos ya poseen puros de calidad, pero Salieri le asegura que son puros muy buenos y le aconseja no poner tantos impedimentos. Sam, Tom y Paulie se hacen con un Lassiter V16 Fordor donde Ralph y se ponen en camino.

Llegan al callejón y Paulie les hace una confidencia: está planeando dar un golpe por su cuenta, no se siente maltratado por Salieri pero le gustaría ganar algo de dinero por su cuenta, el trabajo consiste en atracar un banco de la ciudad, no puede hacerlo solo y, ya que Tom y Sam son sus mejores amigos, les pide ayuda, Sam lo rechaza inmediatamente ya que no daría un golpe a espaldas del Don, Tom lo rechaza también por los problemas que podría acarrearles y Paulie finalmente desiste y afirma haber cambiado de idea. Paulie y Tom interceptarán el camión mientras que Sam aguardará en el callejón.

Los dos esperan la salida del camión indicado, lo siguen, lo interceptan y presionan al conductor para les entregue su documentación. Después Tom pone rumbo al puerto mientras que Paulie vuelve a reunirse con Sam.

Tommy logra acceder al puerto sin mayores problemas y localiza las cajas, sin embargo están siendo custodiadas por uno de los capataces por lo que necesita deshacerse de él (ya sea engañándolo o bien matándolo, lo cual alertará a los guardias). Una vez sin el capataz observando, Tom carga las cajas en el camión y se dispone a salir del puerto, pero el vigilante de la puerta descubre el engaño y varios coches salen tras Tom, quien conduce hasta el callejón indicado donde le esperan Sam y Paulie, entonces los tres eliminan a los guardias y se separan: Sam va a recoger a Salieri mientras que Paulie y Tom llevarán el camión al almacén de Hoboken.

Ambos llegan al almacén antes que Sam, y Paulie se pone a revisar la mercancía para comprobar los daños, mientras revisa las cajas le comenta a Tom lo fácil que sería llevarse unos pocos puros sin que se dieran cuenta, Tom se niega y cuando le estaba aconsejando que dejara todo en su sitio, Paulie maldice sorprendido: las cajas no solo contenían puros, también diamantes, ambos se quedan dudando de si Salieri tendría conocimiento de aquello (a Tom ya le parecía extraño que se arriesgase tanto por unos puros) y Paulie de nuevo piensa en llevarse alguno, Tom ve llegar al Don y le ordena a Paulie dejar todo en su sitio. Ya conversando con Salieri Tom comienza tantearle para descubrir si conocía la existencia de los diamantes, le sugiere cargar las cajas al alamacén, Salieri algo nervioso se niega y bromea sobre el "deseo" de Tom de ser uno de sus mozos de carga, les sugiere que se vayan. Es entonces cuando Tom, sitiéndose engañado, decide aceptar la oferta del atraco que le había hecho Paulie.

Luz de lunaEditar

Tommy se dirige al apartamento de Paulie para hablar sobre el golpe, allí Paulie le comenta que lleva tiempo vigilando el lugar y ya lo tiene todo planeado, le sugiere a Tom acercarse al banco para que él pueda también echarle un vistazo. Se ponen en camino tomando en tren elevado desde Little Italy al centro.

El banco quedaba cerca de la parada, se introducen en el edificio y Paulie le explica el plan: ambos entrarán armados por la puerta principal y reducirán al guardia, amenzarán a los cajeros para que les den acceso a la parte trasera y les proporcionen las llaves de la caja fuerte, entonces Paulie vigilará a los rehenes mientras que Tom se dirigirá a la caja y se hará con el dinero, el banco cuenta con un nuevo sistema dealarma conectado con la radio de la policía, pero igualmente deberían tener tiempo, según Paulie. Una vez con el botín escaparán hacia el Palermo Club, un viejo club abandonado en el barrio de Hoboken. Salen del banco, Paulie afirma poder hacerlo ese mismo día, Tom acepta, Paulie le encomienda hacerse con armas, él ya tiene las suyas pero Tom no, para ello recurrirá a Pete "el amarillo", un viejo traficante de armas que opera en los bajos de un cine abandonado en Hoboken: el Twister, además debe conseguir un coche, no pueden cogerlo donde Ralph porque se lo dirá a Salieri.

Tom se pone en camino y le compra las armas a Pete, después consigue un coche (para ello se puede recurrir a Lucas Bertone) y se dirige de nuevo al apartemento de Paulie y lo recoge. Con todo dispuesto, se dirigen hacia el banco.

Como estaban planeado, reducen al guardia que no opone apenas resistencia, Paulie encañona a uno de los clientes para que los cajeros abran la puerta a la caja, Tom se introduce y encañona a uno de los cajeros para que le entregue las llaves, el cajero le explica: detrás suyo están las llaves de la reja, pero las de la cámara acorazada las tiene el director del banco, que se encuentra en el piso superior. Tom pone rumbo al despacho del gerente eliminando a los guardias que se le interponen, una vez en el despacho el director, a punta de pistola, le revela a Tom el paradero de las llaves, Tom las recoge y se dirige hacia la sala de caja fuerte, donde le esperan más guardias armados, una vez se deshace de ellos abre la caja e introduce el dinero en bolsas. Mientras subía hacia el piso superior, una mujer trataba de escapar, esto puso de los nervios a Paulie y le disparó, reaccionando el guardia quien también acaba muerto. Tom y Paulie salen del banco y se montan en el coche.

Escapan del lugar hacia el Palermo Club, allí contarán el dinero y se cambiarán de ropa para despistar a la policía.

La muerte del arteEditar

Al día siguiente Tom se encamino hacia el apartamento de Paulie para repartir el dinero, pero se encontró con una escena inesperada: la puerta estaba abierta y el cuerpo de Paulie yacía sin vida en el suelo, además el dinero había desaparecido. Tom registra la casa pistola en mano para asegurarse de que no hay nadie esperándole mientras que suena el teléfono, tras registrar el apartamento decide contestar la llamada, es Sam: Salieri se había enterado del golpe y no le había hecho gracia, estaba intentando avisar a Paulie pero Tom le comunica que es tarde y, desesperado, le pide ayuda, Sam dice aceptar y cita a Tommy en lugar privado: la galería de arte. Tom se dirige hacia allí.

Una vez en el museo lo reciben dos matones apuntándole con armas y Sam lanzándole el botín, Tom sorprendido no comprende la actitud de Sam, éste le explica: Tuvo que elegir bando y "sería un suicidio" estar del lado de Tom, le explica: había estado en casa de Paulie, él mismo se había encargado de ejecutarle, a Tom le repugna que fuese capaz de matar a Paulie, su mejor amigo, Sam le replica, "esto es un negocio" y Tom ha roto demasiadas veces las reglas: no había matado a Michelle, tampoco a Frank y por último el atraco. "No puedes hacer lo que sabes que está bien porque tú no sabes nada, el Don es el que piensa", le explica, sin embargo Tom le replica, en el caso de Sam puede entenderlo porque "nunca fue un gran pensador", pero él afirma poder pensar por si mismo, Sam le compadece y le dice que tanto él como el Don le tenían aprecio y llorarán en su funeral. Por último, le pide a los dos matones que no le hagan sufir ya que es su amigo y se va, es entonces cuando Tom saca su arma y, con ella oculta, se vuelve hacia los dos matones diparándoles por sorpresa. Pero la cosa no acababa ahí, ya que el edificio entero había sido tomado por gángsters, así que Tom se abre paso entre ellos hasta dar con Sam en el segundo piso. Tras un momento de conversación Sam le echa más matones encima, Tom continúa eliminando a sus atacantes hasta terminar en el piso superior.

Allí Sam le sorprende disparándole con una Thompson y Tom se pone a cubierto, con ambos a cubierto uno del otro, Tom le explica a Sam el asunto de los diamantes y que esa fue la causa de que él y Paulie dieran el golpe, sin embargo Sam afirma tener conocimiento sobre los diamantes y que Salieri simplemente lo guardaba en secreto para que nadie supiera de su paradero antes de venderlo, también añade que el atraco no tiene nada que ver con el hecho de que no matase a Frank. Tom le pregunta como es que sabe que no mato a Frank, "Dale las gracias a cierta persona que tampoco mataste", le contesta, continúa explicándole que Michelle había vuelto a la ciudad y se la habían encontrado por casualidad, al haber descubierto aquello, comenzaron a investigar y descubrieron que Frank seguía con vida. Cruzan algunas palabras más y comienza un tiroteo que termina con Sam herido, quien huye como puede, Tom sale tras él y le dispara de nuevo, huyendo Sam otra vez. Tom continúa buscando a Sam hasta que éste le sorprende, sin embargo solo es capaz de realizar tres disparos y acertar uno (en el hombro) antes de quedarse sin munición, Tom se queda tendido en suelo apuntando a Sam, que se encuentra inmóvil con las manos arriba, "de nuevo no puedes decidirte" le dice Sam a Tom tras ver que éste último dudaba en dispararle, acto seguido huye.

Tom, ya en pie, observa desde uno de los balcones del piso superior como Sam camina maltrecho, le apunta con su Colt 1911 y finalmente le dispara, Sam grita sorprendido: "Tú... Lo hiciste", le advierte que las cosas no cambian igualmente, que le encontrarán de todas formas, igual que a Frank, a quien habían matado tras enterarse de su supervivencia, "...y Frank era el único amigo de verdad del Don. La amistad no vale una mierda", concluye justo antes de que Tom le remate con tres disparos. Termina la misión con la sangre de Sam goteando sobre los billetes.

Epílogo y muerteEditar

Tommy viejo mafia.png

De mayor al final de Mafia

Tommy le relata a Norman que tras aquello escapó de la ciudad con su mujer y su hija, pero pensó que, si después de tanto tiempo se habían molestado en dar con Frank en Europa y matarlo, también lo encontrarían a él. Norman le advierte que testificar y aportar pruebas contra ellos puede ponerle en peor situación, pero Tom no lo cree así: Salieri y sus hombres no podrán hacer nada si van a la cárcel o, menos aún, si son ejecutados. Está dispuesto a testificar si se le proporciona una nueva identidad a él y su familia y se le reubica después de juicio, Norman asegura que si consiguen sacar el caso adelante será la mayor batalla legal llevada a cabo en el país, y por supuesto acepta las condiciones de Tommy.

Tom pasó meses aislado escribiendo su declaración, no pudo ver ni a Sarah ni a su hija durante ese tiempo. El juicio causó asombro en todo el país y fue un duro golpe para la Mafia: Salieri fue condenado a cadena perpetua, algunos de sus matones a la silla eléctrica, según Tommy la menor condena fue de ocho años. Tras esto Norman le consiguió una nueva identidad y una casa en el norte del país, Tom consiguió trabajo como conductor en una compañía respetable y salieron adelante.

Un día (habiendo pasado ya la Segunda Guerra Mundial, 1939-1945, según el relato de Tommy) Tom se encontraba regando el césped de su nueva casa cuando un coche se detuvo justo en frente, de él bajaron dos hombres que se acercaron y le preguntaron si era el Sr. Angelo, Tom, confundido, contesta: "¿Eh?... ¿Sí?", "Don Salieri le manda saludos" le responde uno de los hombres justo antes de sacarse una lupara de debajo de su abrigo y disparar mortalmente a Tommy.

Mafia IIEditar

Primera aparición y muerteEditar

24 de Septiembre de 1951, Vito Scaletta y Joe Barbaro necesitan reunir cincuenta y cinco mil dólares para pagar una deuda a Bruno Levine, un prestamista
Tommy escalera hacia el cielo.png
judío al cual ya le habían pedido dinero tiempo atrás para hacer un trato. Eddie Scarpa les otorga un trabajo en el cual podrían ganarse dicha cantidad. El trabajo consiste en asesinar a un hombre protegido por los federales.

Al llegar a su casa, se revela que es Tommy Angelo, ya que Vito pregunta si es el señor Angelo y él contesta que sí. Vito dice recuerdos del señor Salieri, mientras que Joe saca una escopeta de su camisa y lo mata. (en pocas palabras, es el mismo final del Mafia original, pero desde el punto de vista de Vito y Joe). Tras esto, los dos se van del lugar siendo perseguidos por la policía.

Mafia II MobileEditar

En Mafia II Mobile aunque sólo aparece mencionado es el tema central del juego donde Marco va haciendo misones con el único objetivo de matarlo enviado por su tío Vincenzo.

Curiosidades Editar

  • Es el primer protagonista en ser asesinado en toda la saga.
  • En la misión de Mafia II Un Amigo Nuestro, Vito dice que estar en la familia ''Paga más que ser un puto taxista''. Haciendo referencia a Tommy.
  • Tommy es el único personaje del primer juego en reaparecer en Mafia II, excluyendo a Vito y Joe que aparecieron como asesinos desconocidos en el epílogo del primer juego.
  • La muerte de Tommy originalmente tuvo lugar en 5 de Octubre de 1957, pero en la versión final de Mafia II, la escena toma lugar en 25 de Septiembre de 1951.
  • Después de que Tommy saliera de prisión, se traslado a Empire Bay con una nueva identidad para él y su familia, pero 5 años después es igualmente localizado e identificado.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar